Cómo enfrentarte a una dinámica de grupo

Cómo enfrentarte a una dinámica de grupo

Las dinámicas de grupo se utilizan como parte del proceso de selección, habitualmente cuando existen muchos candidatos, dado que minimizan el tiempo que llevaría entrevistar individualmente a esas personas. Si bien es cierto que este tipo de pruebas tienen cierto sesgo al no ser una situación real, son muy utilizadas y conocerlas te dará ventaja a la hora de enfrentarte a ellas.

Consisten en realizar una serie de actividades con un grupo de personas, candidatos como tú, y ante las tareas propuestas el seleccionador observará el comportamiento y actitudes dentro de un grupo de trabajo

Miden aspectos tales como la comunicación, el trabajo en equipo, resolución de problemas, persuasión, iniciativa, control emocional, actitudes, habilidades sociales…

Los ejercicios propuestos pueden ser de diversa índole, siendo el caso o ejercicio propuesto lo menos importante. Son situaciones hipotéticas en las que siempre habrá un dilema, conflicto o caso difícil de resolver para propiciar el debate, no busques la solución perfecta pues no suele existir, no les de peso al ejercicio en sí y céntrate en cómo es recomendable que te comportes.

¿QUÉ SÍ HACER?

Participación activa, cooperación, respecto, escucha activa, buscar el objetivo e intereses comunes, convicción e iniciativa, naturalidad, aportar siempre soluciones y no únicamente destacar los problemas, amabilidad y asertividad en tu comunicación.

¿QUÉ NO HACER?

Intentar adivinar lo que se busca, ser agresivo, obstinación, pensar que es un juego y no meterte en el papel propuesto, considerar enemigos al resto de miembros del grupo.

No tienes porqué intentar asumir el papel de líder, pero sí crear un ambiente de trabajo agradable a tu alrededor. No existe un comportamiento ideal. Dependiendo del puesto a cubrir se buscarán personas con diferentes características. Sigue las recomendaciones y no intentes adivinar qué se busca, así tendrás más posibilidades de éxito.

El contrato de trabajo

El contrato de trabajo

Un contrato de trabajo es un acuerdo entre un trabajador y su empleador en donde el primero se compromete a llevar a cabo determinadas tareas y a seguir las instrucciones del segundo, todo a cambio de una determinada retribución.

El contrato de trabajo es la herramienta básica para el buen funcionamiento del mercado laboral. En él se especifican las condiciones bajo las cuales un trabajador llevará a cabo determinadas tareas encargadas por el empleador. Del contrato de trabajo se derivan derechos y deberes de las partes y es una prueba fundamental cuando se solicite la ayuda de un juez en casos de incumplimiento o desacuerdos.

Elementos esenciales del contrato de trabajo

El contrato de trabajo puede tener diversas formas, pero en todas ellas aparecen algunos elementos que son esenciales:

  • Identificación de las partes: los nombres, apellidos, direcciones y documentos identificativos de las partes que firman el contrato
  • Fecha de inicio y duración de la relación laboral: al menos previsible
  • El domicilio de la empresa y del centro en donde irá el trabajador a realizar sus funciones
  • Descripción de la categoría o grupo profesional del puesto de trabajo: explicar en términos generales de que se trata el puesto de trabajo, cuáles son sus funciones principales y obligaciones
  • Monto del salario inicial y los complementos salariales: salario yotras pagas adicionales como por ejemplo navidad o año nuevo.
  • Duración y distribución de la jornada laboral
  • Duración de las vacaciones
  • Plazos en los que se debe dar aviso para poder finalizar el contrato, esto va tanto de parte del trabajador como de parte del empleador
  • Convenio colectivo: si es aplicable

Otro elemento que suele aparecer en los contratos de trabajo (aunque no es obligatorio) es un período de prueba en donde el trabajador debe demostrar su idoneidad con el puesto de trabajo. El empleador puede poner fin al contrato de trabajo antes de que finalice el período de prueba sin mayores consecuencias (particularmente no tiene que indemnizar al trabajador).

Cabe destacar que en un contrato de trabajo debe existir una relación de subordinación, esto es, el trabajador se pone bajo las órdenes del empleador con el fin de llevar a cabo una determinada actividad. Esta relación de subordinación es característica de los contratos de trabajo, aunque no exclusiva (pueden existir otras relaciones de subordinación también).

¿Quiénes pueden firmar un contrato de trabajo?

Depende de las leyes de cada país. Por ejemplo, en España, las personas que pueden firmar un contrato de trabajo son:

  • Los mayores de 18 años
  • Los menores de 18 años, legalmente emancipados
  • Las personas entre 16 y 17 años que cuenten con el permiso de sus padres o tutores
  • Extranjeros de acuerdo a lo que dicte la legislación vigente

Tipos de contrato de contrato de trabajo

  • De acuerdo a su formalización: los contratos pueden ser verbales o escritos.
  • Verbales: el acuerdo entre trabajador y empleador es verbal, no existe documento alguno que pruebe la relación. Esto supone un riesgo en caso de incumplimiento.
    • Escritos: se escribe un documento en donde se detallan las condiciones de la relación laboral. En el caso de España, la Ley exige que en ciertos casos exista un contrato de trabajo.
  • De acuerdo a su duración: los contratos pueden ir desde indefinidos hasta limitados a un período de tiempo u obra.
  • Término fijo: el contrato tiene una fecha de finalización, aunque suele existir la posibilidad de que el contrato se renueve de forma automática o bajo ciertas condiciones.
    • Término indefinido: el contrato no tiene fecha de finalización, en principio se extenderá todo el tiempo que las partes estimen conveniente.
    • Por obra: el contrato durará hasta que se complete una obra o tarea particular.
    • Temporal o transitorio: el contrato durará un periodo de tiempo breve que se limita a cubrir una necesidad temporal, como por ejemplo: el reemplazo de un trabajador por un permiso de maternidad, un peak de demanda en una determinada temporada, reemplazo de un trabajador en vacaciones, etc.

Reactiva 360º, un proyecto para impulsar la prospección laboral

Reactiva 360º, un proyecto para impulsar la prospección laboral

Asturias cuenta con un importante tejido empresarial y con una gran diversidad de perfiles profesionales. Al tratarse de una comunidad autónoma uniprovincial, y con un tejido empresarial mayoritariamente formado por pymes, el acceso a la oferta “oculta” de empleo, la que se gestiona de forma interna en la empresa sin que se produzca difusión pública, solo se puede lograr con el trato directo con esta. En ese contexto, la Agrupación de Sociedades Asturianas de Trabajo Asociado y Economía Social (ASATA) pone en marcha Reactiva 360º, un proyecto que nace para impulsar iniciativas vinculadas a la inclusión sociolaboral de colectivos vulnerables y apoyar su transición hacia el mercado laboral ordinario.

Reactiva 360º se desarrolla en el marco del Programa TESEO y cuenta con el apoyo del Servicio Público de Empleo de Asturias y financiación enmarcada en la conferencia sectorial de Empleo y Asuntos Laborales. El proyecto ha dado comienzo a sus actividades el pasado martes 9 de febrero, fecha en la que se inauguró con un Curso de Prospector Laboral, de 100 horas de duración y destinado principalmente a mayores de 52 años, parados de larga duración, personas que cobran subsidios y ayudas de emergencia o que carecen de posibilidad de recibir ninguna prestación, así como pertenecientes a colectivos vulnerables o en situación o riesgo de exclusión social.

El objetivo perseguido con esta formación es el de acompañar a las personas participantes en el proceso de reorientación profesional y encontrar empleo, mejorando sus competencias personales, sociales y profesionales y favoreciendo oportunidades de inclusión a través de iniciativas de orientación y acompañamiento, formación y prospección.

Tras el curso se desarrollarán 10 sesiones de dinámicas de grupo para un total de 18 participantes, quienes estarán tutelados y guiados por personal de la empresa de inserción Serenos Gijón SLLEI, que trabajarán con ellos su capacitación a nivel individual, en cuestiones como la autoestima, motivación, búsqueda de empleo o trabajo en equipo.

Estas sesiones grupales se combinarán con el tutelaje, la monitorización, y, posteriormente, la orientación y acompañamiento individual, cubriendo la realización de itinerarios individualizados consensuados con cada persona usuaria del proyecto, acompañamiento para el desarrollo de conocimiento de habilidades para la empleabilidad, formulación de objetivos personales a corto plazo, diseño del plan de acción creación, red de contactos, elaboración de un plan de visibilidad y de comunicación, auto-candidaturas, creación de CV, evaluación de competencias, etc.

Posteriormente, y tras evaluar los resultados obtenidos en la primera fase, se adaptarán dinámicas, formaciones y talleres a las propias necesidades de los participantes con el objetivo de optimizar todos los recursos y actividades de Reactiva 360º. Además de la optimización de perfiles orientados a la búsqueda de empleo, se organizarán cursos de autoconocimiento y motivación, así como de adquisición de habilidades profesionales, y se realizará de forma transversal una capacitación en autonomía digital.

El proyecto finalizará con la fase de prospección, en la que los técnicos de Reactiva 360º trabajarán en dar difusión, establecer contactos iniciales con empresas y crear red de colaboradores para, posteriormente, buscar ofertas, realizar entrevistas y posibles contrataciones para las personas formadas como prospectores laborales.

Todas aquellas personas y empresas que deseen participar en el desarrollo del proyecto, pueden ponerse en contacto con ASATA en el correo agenciacolocacion@asata.es o en el teléfono 985.35.98.17.

Pin It on Pinterest