La importancia del plan de acogida para la empresa

La importancia del plan de acogida para la empresa

Siempre que comenzamos un nuevo empleo, tenemos dudas, inseguridades, no sabemos como actuar ante determinadas situaciones. Este tipo de sentimientos se pueden considerar normales, teniendo en cuenta que nos estamos adaptando a una nueva empresa, nuevos compañeros y en definitiva a un nuevo contexto laboral.

Este tipo de situaciones se pretenden evitar a través del denominado Plan de Acogida en la Empresa, un documento en el que se refleja información muy útil sobre el puesto de trabajo y la empresa para el nuevo empleado. A través del mismo no sólo se busca facilitar su adaptación al puesto de trabajo, sino también fomentar el clima laboral, la contratación y la promoción del talento. Entre sus objetivos podemos destacar los siguientes:

  • Adaptación del trabajador a su nuevo puesto de trabajo, buscando alcanzar a la mayor brevedad su propia autonomía.
  • Ayudar al trabajador a identificar sus objetivos y lo que la empresa espera de su trabajo.
  • Fomentar actitudes positivas tales como la motivación y la comunicación
  • Mejorar la visión externa de la empresa
  • Mejorar la identificación e implicación del trabajador en la empresa.

El Plan de Acogida es un documento que debe ser comunicado, organizado y consensuado previamente por la empresa, por lo cual, uno de sus aspectos fundamentales debe ser la transparencia y la claridad. En este sentido, se debe estructurar correctamente a través de tres unidades, en las que toda la información pasa a estar recogida en:

  1. Información General: Esta sección incluye toda la información relativa a la empresa y se facilita a cualquier trabajador recientemente incorporado. Proporciona información no solo relativa a su historia y trayectoria, sino también a aspectos relacionados con su organización y funcionamiento interno, tales como organigrama, líneas de negocio, información sobre la plantilla, métodos de trabajo, técnicas de atención al cliente, misión de la empresa, etc.
  2. Información específica: A través de esta sección se busca informar al trabajador sobre aspectos relacionados con el puesto de trabajo a desarrollar, funciones y responsabilidades, estructura del departamento, así como condiciones laborales, prestaciones, confidencialidad, reglamento de régimen interno y canales de comunicación existentes.
  3. Plan de Formación y Promoción Interna: A través de esta sección se busca informar al trabajador sobre políticas de formación, promoción y desarrollo de carrera.

Toda esta estructura se puede considerar como una primera fase inicial, en la que se presentaría la empresa y se le expondría al nuevo trabajador su organización, valores y misión. Tras esta primera fase se pasaría a una fase intermedia en la cual el trabajador conocería las instalaciones, compañeros y su nuevo espacio de trabajo. En la fase final se concretaría al empleado las tareas a desarrollar, estando las mismas supervisadas por la persona encargada del departamento.

El Plan de Acogida es un elemento facilitador de incorporación de un nuevo trabajador a la empresa, sin embargo, es un elemento que debe perdurar en el tiempo como método de cohesión entre trabajadores, fomentando en todo momento el clima laboral y el saber hacer de las personas.

La Comunicación en la búsqueda de empleo

La Comunicación en la búsqueda de empleo

En un entorno como el actual, altamente competitivo, donde muchas personas pueden igualar o superar tu perfil, la comunicación es una herramienta que puede ayudarte a marcar la diferencia.

La comunicación se entiende a veces como algo que sucede sin más, muchas personas no piensan que sea algo que podamos estructurar o planificar, sin embargo, planificar tu mensaje y forma de comunicarte aumentará tus posibilidades de encontrar empleo. La forma en que cada uno de nosotros comunicamos aquello que sabemos hacer, suele ser totalmente diferente.

Uno de los aspectos más importantes es que tu comunicación sea coherente, piensa con qué herramientas comunicas en cada fase de un proceso de selección:

  1. Currículum y carta de presentación
  2. Primera llamada telefónica del seleccionador
  3. Tus perfiles en redes sociales (imagen digital)
  4. Tu presencia y comunicación en una entrevista (imagen física)
  5. Interacciones posteriores a la entrevista

Por ejemplo, si dices en tu currículum que eres una persona proactiva, este aspecto deberá reflejarse en todas las fases, debes hacer preguntas, debes mostrar una postura corporal correcta, tu lenguaje no verbal debe ser dinámico, etc. Así se transmitirá un mensaje coherente. Por ello es tan importante que trabajes el autoconocimiento y que aquellos aspectos que figuren en tu currículum sean realmente verdad. Además, actualmente es básico que tu imagen digital y física se correspondan y sean ambas profesionales.

Por último, algunas recomendaciones generales para tener una comunicación eficaz:

  • Realiza una escucha activa y sin prejuicios.
  • Elabora y ensaya tu mensaje. Toma conciencia de aquello que quieres transmitir.
  • Valora cómo lo quieres transmitir.
  • Transmite desde la honestidad y respeto.
  • Comunica con emoción, asertividad y empatía.
  • Claridad y adecuación. Expresa tu idea de manera clara y en el momento y lugar adecuado. Piensa que también debe ser clara y adecuada para los otros.

Una comunicación bien planificada y entrenada puede impactar ante nuestro interlocutor de una manera positiva respecto a nuestro objetivo y puede ayudarnos por tanto a lograr ese empleo tan deseado, no la dejes al azar. ¡Practica!

“Lo más importante de la comunicación es escuchar lo que no se dice”. Peter Drucker

Pin It on Pinterest