Todo proceso de selección cuenta con varias fases. En la primera fase de reclutamiento, el seleccionador tiene por objetivo conseguir curriculums que se ajusten al perfil. No trata de reunir un gran volumen de candidatos sin más, sino que busca llegar a aquellos perfiles adecuados al puesto vacante.

Para conseguir estas candidaturas, el seleccionador adapta su búsqueda y utiliza las fuentes de reclutamiento más adecuadas para cada puesto. Estas fuentes son espacios, físicos o virtuales, a los que se acude en primer lugar para publicar la oferta de empleo y llegar a los candidatos más idóneos para ese puesto.

 Las principales fuentes de reclutamiento hoy día son:

  • Portales de empleo corporativos y redes sociales. Si te diriges a empresas grandes, esta es una de sus habituales fuentes de reclutamiento. Investiga sobre la empresa, busca el apartado de “trabaja con nosotros” en su página web y síguela en redes sociales para mantenerte informado de sus ofertas.
  • Portales de empleo del tipo Infojobs o Infoempleo: Son una de las herramientas más conocidas, debes estar registrado en ellas sí o sí, sin embargo, eso no significa que sean las más útiles, dado que son más accesibles y conocidas, la competencia es mayor.
  • Servicio Público de Empleo: la página de ofertas del servicio de empleo de tu comunidad, en Asturias Trabajastur. Publicar un anuncio en dicha página es gratis para la empresa, por ello es la opción preferida de pequeños y medianos empresarios. Si esta es tu empresa objetivo, no olvides esta fuente de reclutamiento.
  • Agencias de colocación y Empresas de trabajo temporal: Son intermediarios que facilitan la labor de búsqueda a las empresas “cliente”. Sigue sus redes sociales y regístrate en sus portales para poder acceder a sus procesos.
  • Anuncios de empleo en prensa: por todos es sabido que los anuncios de prensa en papel están totalmente en desuso, sin embargo, su versión digital, como milanuncios, es habitualmente utilizada para determinados perfiles como hostelería, construcción y oficios en general.

Como puedes ver, casi todas las fuentes de reclutamiento se sitúan en el entorno digital, por lo que saber desenvolverte en este entorno es crucial para tu búsqueda.

Por último, señalar que la mayoría de las empresas utilizan varias fuentes, por lo que utilizar metabuscadores como Indeed te ayudara a ahorrar tiempo y esfuerzo. En este tipo de portales se vuelcan todas las ofertas de diferentes fuentes por lo que te simplificará la labor de búsqueda, aunque es importante saber que a la hora de enviar tu currículum tendrás que estar registrado en la fuente original.

Pin It on Pinterest

Share This